Usted está aquí
Carroussel photos

El Valle del Célé

Aunque menos famoso que el Valle del Lot, tiene un carácter muy marcado

 

Todos los pueblos que lo jalonan ofrecen algo especial. Como si el tumulto no pudiera llegar hasta ellos, como si los sonidos fueran allí más apagados... Año tras año, en verano, la corriente se debilita.
Es el momento perfecto para recorrer el valle a pie, a caballo, en bicicleta o en automóvil.
Los contrastes de color son impactantes. Con el verde, el amarillo y el gris de la piedra, el aspecto del valle adquiere pleno sentido. Entonces, se crea una relación casi íntima con el río...

El Célé también es

136 km

El río Célé nace en el Macizo Central francés, a 713 m sobre el nivel del mar, en el municipio de Calvinet, y desemboca en el río Lot, en el municipio de Bouziès, muy cerca de Saint-Cirq-Lapopie, tras serpentear durante 136 km.

 

84 km

El tramo navegable del Célé tiene una longitud de 84 km en pendiente, por la que desciende desde una altura de 230 m a los 125 m que tiene en su confluencia con el Lot.

Espagnac-Saint-Eulalie,

 

Este pueblo se construyó en torno a un antiguo priorato de agustinas canónigas levantado en el siglo XII. El lugar era tan idílico que recibió el nombre de «Val Paradis».
Explore el pueblo y el priorato en una visita guiada...

 

Marcilhac_sur_célé, Vallée du Célé

Marcilhac sur-Célé

Ubicado en un circo de escarpaduras, el pueblo se desarrolló alrededor de una abadía benedictina fortificada. Más arriba, en las Causses, los paisajes están salpicados de cabañas típicas de la región, muretes de piedra sin argamasa y abundantes dólmenes. No se pierda la Abadía benedictina del siglo XII. Si así lo solicita, podrá disfrutar de una visita comentada.
Durante el verano, aproveche que se celebra un mercado todos los martes por la noche.

¡Sumérjase en aguas turbulentas! 

El Célé es un punto importante para la espeleología acuática!
Esta actividad, reservada a los entusiastas, equipados y con experiencia, se practica en la gruta de Ressel (en el municipio de Marcilhac-sur-Célé).
Se trata de un afloramiento de aguas que da acceso a una gran red de galerías subterráneas inundadas.

 

Sauliac-sur-Célé,

Entre cielo y tierra, este pueblo enclavado en un hueco del acantilado ofrece hermosas vistas del valle del Célé.Es un punto de partida idóneo para excursiones y paseos aptos para toda la familia. 
Bien conocido por los lugareños, el punto de baño es un lugar privilegiado en verano para refrescarse a la sombra de grandes robles. 
Para los curiosos, grandes y pequeños, el ecomuseo de Cuzals reúne docenas de objetos, máquinas agrícolas, y auténticos tesoros de antaño. 

VISITE EL MUSEO

¿Y qué más se puede hacer en el valle?